Un niño llamado Bugg

Las comparaciones son odiosas. Nació en la Inglaterra de This is England, en las calles llenas de droga y juventudes perdidas. Esa Inglaterra profunda de los barrios obreros, de Nottingham, en este caso. Nació en un ambiente de niebla y humo de fábricas y tabaco. Asfalto lleno de fracasos. Había pocas salidas, o vivir dentro de un círculo de miseria o coger una guitarra y transformar ese mundo de tristeza en algo más bonito. Eso le pasó a Jonnhy Cash cuando estuvo en Folsom y acabó murmurando, más que cantando, aquella frase “I hear the train ain’t comming…”. A Dylan en su Minessota natal, aunque de padres judíos él no sufriera las penurias de los hijos de obreros en barrios obreros, acabaría componiendo un puzzle musical, una historia de fracaso llamada Tangled up in blue. Sigue leyendo

Anuncios